Pepe&Cro, las croquetas caseras en la carta de tu restaurante

  • Antes del cierre por la alerta sanitaria, hosteleros y proveedores vivían en perfecta armonía formando un tándem con el fin de dar de comer rico y hacer volver a sus clientes. Y con la reapertura, las croquetas de Pepe&Cro ¡también vuelven a los restaurantes!
  • Y es que los cocineros saben que José Camacho las hace como si fueran ellos e incluso las personaliza a su gusto y eso que ya tiene más de 20 variedades para escoger

La pandemia, además de virus, se nos ha llenado de hashtags colaborativos, muchos de ellos protagonizados por la hostelería: #unopuntosiete, #volveremossituvuelves #saldremosjuntos… Está claro que nos necesitamos unos a otros para recuperarnos… ¡y en eso estamos! Hay quien durante este tiempo ha podido sacar de sus cocinas platos a domicilio y otros, como Pepe & Cro, que han empezado a distribuir sus deliciosas croquetas gourmet directamente a particulares, haciéndolos muy felices y fieles consumidores. Y ahora, con la ‘nueva normalidad’ estas croquetas ¡vuelven a los restaurantes! Que conste -y como todo el que las prueba sabe- que no son cualquier croqueta… 

Croquetas 100% caseras

Quizás el secreto esté en la cremosa bechamel o en el rebozado fino y crujiente a base de panko o en esos ingredientes de primera que emplean -artesanos, de pequeños productores y en su mayoría de km0- y que pican a chuchillo o tijera como cualquiera de nosotros en casa o en la espectacular selección de sabores, hechos a partir de recetas de siempre… Además, no llevan aditivos, motivo por el que las entregan congeladas. Lo que está claro es que el resultado es un producto ¡redondo! 

Unas deliciosas croquetas que seguramente muchos ya conocían -y las recordarán-, porque las habían probado en algún restaurante o las tenían directamente entre las raciones de su propio local y eran un éxito asegurado entre la clientela… porque sus más de 20 variedades -que cambian con la temporada-, son memorables y encajan hasta en las cartas más sofisticadas: de Carabineros con jengibre y lima, de Cecina de León y rúcula fresca, de Salmón ahumado con eneldo o Sepia con plancton marino. Irresistibles las de Chistorra de Navarra y huevo frito o Pollo asado al curry; otras más ‘habituales’ -pero para nada simples, que son un manjar- de Jamón ibérico, de Bacalao & verdejo, Boletus o Puerro confitado; y para los amantes del queso: de Cabrales DOP, de Gamoneu DOP, de Provolone, tomate y orégano o Gorgonzola y cebolla caramelizada. Entre las más gourmet encontramos las de Langostino y trufa negra, Morcilla y gominola de manzana natural o Espinacas frescas y piñones. Haciendo honor a su tierra, José, que lleva 30 años dedicado a la hostelería, hace unas increíbles de Callos a la madrileña con la receta de su abuela. 

También croquetas a medida

Y además, atención restaurador, ¿echas en falta el sabor ideal para tu carta? No hay problema, porque la oferta no acaba ahí… y también las pueden personalizar a petición del hostelero. Eso sí, la ‘base’, no cambia: dedicación, cariño, experiencia y una materia prima excepcional para cada receta son los ingredientes principales que hacen de sus croquetas naturales un producto realmente bueno. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://bs.serving-sys.com/serving/adServer.bs?cn=display&c=19&mc=imp&pli=29863585&PluID=0&ord=%5btimestamp%5d&rtu=-1