Nueva añada ecológica Finca Villacreces

Para elaborar Finca Villacreces 2018 se han elegido las mejores parcelas de Tempranillo (86%), Cabernet Sauvignon (10%) y Merlot (4%) de las 15 con las que cuenta el pago ubicado sobre un meandro del río Duero, en Quintanilla de Onésimo.  Tras una vendimia manual y doble selección en mesa, Villacreces fermentó en tinas de madera y depósitos de cemento. Además pasó por una crianza de 14 meses en barricas nuevas de roble francés.

El resultado es un vino color rojo picota, con tonos granate. Aroma potente a fruta madura, regaliz con matices minerales y balsámicos que aporta el Cabernet. En boca tiene una entrada grasa y con volumen, un final largo y persistente, también sabroso, con taninos maduros, recuerdos de fruta negra y café.

En palabras de Lalo Antón, gerente de Finca Villacreces,  “la lucha contra el cambio climático y facilitar una agricultura sostenible no ha de ser una opción sino una obligación, ya que tenemos que cuidar nuestro principal patrimonio: este viñedo tan especial”.

Dentro de esta estrategia de Finca Villacreces está elaborar el 100% de sus vinos con uvas orgánicas a la vez que implementar medidas que frenen el impacto en el ecosistema como pueden ser la reducción del consumo energético, la apuesta por energías renovables y una meticulosa gestión de los residuos. “El certificado Wineries for Climate Protection obtenido hace unos meses da fé de este compromiso con la sostenibilidad”, asegura Antón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *