La luz ultravioleta, la tecnología imprescindible para purificar el aire de bacterias y virus ante los rebrotes de este invierno

Los estudios confirman que el purificador de BioZone incluso elimina la presencia de COVID – 19, en especial en espacios de alta ocupación y poca ventilación

Las nuevas cifras de contagio por COVID anunciadas por el Ministerio de Sanidad colocan a España en 60.647 nuevos casos en la última semana y más de 896.000 desde que se inició la pandemia. La Comunidad de Madrid es una de las zonas más afectadas por los nuevos rebrotes, pero también una señal de alarma para el resto de la ciudadanía, que no debe bajar la guardia en las medidas de prevención tanto colectivas como individuales.

En este contexto, los purificadores de aire son una elección cada vez más necesaria, ya que permiten mantener el aire limpio y libre de bacterias y virus en espacios cerrados. Una necesidad a las puertas de la llegada del frío. Para dar respuesta a esta preocupación global, la empresa internacional BioZone de tecnología basada en la luz ultravioleta y el plasma de oxígeno frío, que destruye el ADN de los organismos perjudiciales para las personas, además de eliminar mohos y malos olores sin utilizar químicos. Esta tecnología ha sido probada y certificada por el Laboratorio Nacional Francés contra el virus H5N1 (gripe aviar) y SARS-CoV-1 (coronavirus 2002) y avalada con estudios científicos que confirman que elimina también la COVID-19 cuando entra en contacto directo con la luz UVC del dispositivo.

Su llegada a España este verano ha revolucionado la posibilidad de salvaguardar espacios interiores como oficinas, restaurantes, clínicas y, ahora también, espacios educativos y de la esfera privada, en especial gracias a lo compacto de los dispositivos, de reducidas dimensiones, fácil colocación y mantenimiento. La diversidad de modelos y tamaños aumenta la versatilidad de este purificador. Los equipos BioZone reducen costes y riesgos ya que, al no disponer de filtros, se evita su manipulación.

Hoteles de las cadenas Marriott, Hilton, Sheraton y Novotel, o el novísimo Four Seasons de Madrid, bancos internacionales como HSBC o Barclay Capital y los aeropuertos de Dubái, Hong Kong o Heathrow son sólo algunos de los lugares públicos que ya usan esta tecnología a nivel mundial, avanzadilla de la creciente demanda para uso particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://bs.serving-sys.com/serving/adServer.bs?cn=display&c=19&mc=imp&pli=29863585&PluID=0&ord=%5btimestamp%5d&rtu=-1