Hermanos Hernáiz presentan la primera añada calificada como viñedo singular de los Finca La Emperatriz Tinto y Blanco

Tras agotarse la añada 2016 hace meses, los Finca La Emperatriz Tinto y Blanco 2017 salen al mercado dentro de la categoría de más alta calidad de la D.O.Ca Rioja, después de haber pasado el proceso de calificación que exige una valoración de excelente.

La trayectoria de los hermanos Hernáiz en Finca La Emperatriz, su emblemática propiedad de Rioja Alta, ha estado siempre jalonada por la trascendencia que le han dado al viñedo como elemento principal en sus elaboraciones. No es de extrañar que los Hernáiz estuvieran, por tanto, entre los primeros elaboradores en circunscribir la nueva clasificación aprobada por el Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja, que acredita los vinos según la singularidad de su origen y complementariamente a los conocidos plazos de crianza en bodega.

Así, en 2019 Finca La Emperatriz se convertía en uno de los primeros Viñedos Singulares de Rioja, con 32 hectáreas -de las 85 de viñedo que tiene la propiedad- oficialmente reconocidas dentro de esta sistematización, la de más alta calidad de la denominación. Una restrictiva categoría que exige, entre otras condiciones, una edad mínima del viñedo de 35 años, prácticas de cultivo sostenibles, rendimientos un 30% inferiores al resto de la denominación, vendimia manual, cultivo sostenible, y un largo etc. Unos rigurosos criterios, que, hasta el momento, solo han permitido reconocer 203 hectáreas de las más de 65.000 que ampara la denominación. Y en términos porcentuales, las cifras dimensionan la realidad: Finca La Emperatriz supone casi el 15% de todos los Viñedos Singulares de Rioja.

Pero el camino no terminaba ahí, porque tener un Viñedo Singular reconocido, no implica poder distinguir tus vinos como tal. Para ello, tienen que pasar un proceso de calificación con dos evaluaciones en las que el vino debe ser valorado como excelente por un panel de cata independiente. Y desde que esta figura entrara en vigor, un tercio de los vinos no han pasado esta dura evaluación. 

Este reconocimiento llegó el pasado mes de julio para los Finca La Emperatriz Tinto y Blanco y los acompañará en su salida al mercado el 15 de septiembre. Un criterio que parece compartir también la crítica especializada del sector si consideramos los 95 y 93 puntos que le otorgan al Finca La Emperatriz Blanco 2017 Tim Atkin y Luis Gutiérrez para Robert Parker, respectivamente. El Finca La Emperatriz Tinto no se queda atrás con 95 puntos de Andrés Proensa, 94 de Atkin y  93 de Gutiérrez que, además, destaca de él que “combina madurez y potencia con elegancia y sutileza”.

Palabras que recogen justamente el perfil que Eduardo y Víctor Hernáiz buscaban con la elaboración de estos dos Reservas de Rioja Alta, y que estrenan con esta nueva añada 2017 la saga de vinos de Viñedo Singular elaborados en Finca La Emperatriz, la histórica finca de viñedo que en tiempos perteneciera a la emperatriz de Francia Eugenia de Montijo. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *