Hellmann’s y Too Good To Go impulsan el uso de las ‘doggy bags’ para evitar el desperdicio en restaurantes

●         La marca de salsas de Unilever y la app, ambas comprometidas con la reducción del desperdicio alimentario, llevan la campaña “La comida no se tira” a restaurantes de Catalunya para fomentar que los comensales se lleven a casa la comida que no se terminan 

●         La “Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario”, aprobada en 2020 por el Parlament de Catalunya, obliga a los restaurantes y bares de la comunidad a dar recipientes a los clientes para que se lleven los restos de comida a casa sin coste adicional 

●         La mitad de los comensales ya piden la comida sobrante para llevar, según el último Barómetro de Tendencias en Restauración lanzado recientemente por Unilever Food Solutions, Facyre y Hostelería de España

Hellmann’s, la marca de mayonesas y salsas de Unilever, y la app Too Good To Go siguen sumando esfuerzos en la lucha contra el desperdicio alimentario en restaurantes. Ambas compañías, que recientemente han sellado un acuerdo para desarrollar acciones y campañas de sensibilización, lanzan una campaña dirigida a los restauradores que pretende fomentar e implantar el uso de las doggy bags en los locales de restauración.

Bajo el eslogan “La comida no se tira” ambas compañías buscan dar solución a los profesionales del sector a la hora de ofrecer alternativas a sus comensales ante la nueva regulación aprobada por el Parlament de Catalunya. La Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario, que ha entrado en vigor este año en la comunidad, prevé que los restaurantes ofrezcan recipientes a sus clientes para que se lleven la comida sobrante a casa sin coste adicional. 

Muy popular en los países anglosajones, la doggy bag – literalmente: bolsa del perrito en inglés- consiste en ofrecer un recipiente o envase en el que poder llevarse la comida que los comensales no han finalizado en el restaurante para disfrutarla en casa. A pesar de que su origen se remonta a la América de los años 40, su uso se ha popularizado en los últimos años en países como Estados Unidos o Reino Unido, debido a una mayor concienciación de la sociedad por reducir la comida que acaba en la basura.

Es por esta misma razón por la, que esta tradición importada está ganando adeptos en España, donde varios parlamentos autonómicos como el catalán están ya legislando para que sea obligatorio que todos los locales de restauración ofrezcan la comida sobrante a sus clientes de forma proactiva, segura, gratuita y sostenible. 

Ambas compañías han puesto en marcha una prueba piloto en Catalunya que consiste en la distribución de doggy bags elaboradas con cartón 100% reciclable para que los restauradores puedan ofrecer a sus comensales aquella comida que les ha sobrado en el plato, cumpliendo con la ley y contribuyendo a reducir la comida que se desperdicia en los restaurantes. Esta herramienta resulta indispensable a la hora de ayudar a restauradores y clientes en la lucha contra el desperdicio y está ya disponible para clientes de Club Hellmann’s en esta comunidad autónoma.

En palabras de Oriol Reull, director de Too Good To Go en España, “esta iniciativa forma parte de nuestra misión de inspirar y empoderar a negocios y consumidores en la lucha contra el desperdicio de alimentos a través de soluciones prácticas y sencillas y con ello hacer un gesto a favor del planeta, fomentando el aprovechamiento y el consumo responsable de la comida.”

Además, Hellmann’s y Too Good To Go han elaborado un amplio recetario para ayudar a los consumidores a reaprovechar las sobras que tienen en casa. A través de las posibilidades que ofrecen las mayonesas y salsas de esta marca de Unilever, ambas compañías proponen imaginativas soluciones con aquellos alimentos que se quedan en el fondo de la nevera o la despensa: des unas chips de verduras con hummus a unas empanadas de lentejas y manzana, pasando por un tartar de verduras al horno y las siempre socorridas quiche. 

Crece la sensibilidad ‘eco’ de los comensales 

La sostenibilidad es una de las preocupaciones crecientes de los españoles cuando deciden comer fuera del hogar. Según el último Barómetro de Tendencias en Restauración, lanzado recientemente por Unilever Food Solutions, junto con Facyre y Hostelería de España, el 43% de los españoles consideran importante que un establecimiento tenga una política activa en temas de sostenibilidad, y la mitad de los comensales ya piden la comida sobrante para llevar.

Además, el informe analiza cuáles son las principales preocupaciones de los españoles en materia de sostenibilidad dentro de un local de restauración. Para un 53% de los encuestados, es importante la gestión de los residuos, incluyendo basuras y embalajes; un 49% considera también importante el uso de materiales reciclados, y un 39% opina que es importante que los restaurantes tengan doggy bags a disposición de sus clientes.

Hellmann’s, una marca con propósito

La célebre marca de mayonesas y salsas Hellmann’s apadrina el propósito de Unilever a favor de la reducción del desperdicio alimentario. El compromiso de Unilever Food Solutions con este tema viene de lejos. La compañía cuenta con una Guía de Gestión de Mermas para ayudar a los restauradores a controlar los escandallos. Esta herramienta permite a los profesionales ser éticamente responsables, cumplir con las demandas de sus clientes y, además, reducir costes. Para los consumidores, Unilever cuenta también con la Guía Práctica para reducir el desperdicio alimentario, elaborada juntamente con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://bs.serving-sys.com/serving/adServer.bs?cn=display&c=19&mc=imp&pli=29863585&PluID=0&ord=%5btimestamp%5d&rtu=-1