Glenmorangie presenta A Tale of Cake, un single malt inspirado en el delicioso mundo de la repostería

El galardonado chef pastelero francoestadounidense Dominique Ansel

ha ideado un maridaje de pastel y cóctel, un “CakeTail”, en su honor.

El Dr Bill Lumsden, Director de Creación de Whisky de Glenmorangie, se ha inspirado en el delicioso mundo de la repostería y los alegres recuerdos de cumpleaños que le evocan los pasteles para la elaboración de A Tale of Cake, el nuevo lanzamiento de la destilería del grupo LVMH en las Highlands, Escocia.

La creación de Glenmorangie A Tale of Cake empezó a gestarse cuando el Dr. Bill se vio a si mismo reflexionando sobre cómo algunos de sus recuerdos más alegres estaban relacionados con pasteles, desde hornear con su abuela en su cocina, hasta la tarta con una piña puesta del revés que su hija le hizo una vez para su cumpleaños.

Soñando con plasmar la magia del pastel en un whisky de malta experimentó envejeciendo este nuevo Glenmorangie en barricas de Tokaji, unos vinos de postre muy apreciados de la región húngara de Tokaj. La hábil combinación de las notas dulces y melosas de estos vinos con el carácter suave y afrutado de Glenmorangie es lo que dio como resultado Glenmorangie A Tale of Cake.

Además, los sabores a miel, chocolate blanco y frutas de este whisky escocés de edición limitada son tan deliciosos que Glenmorangie se ha asociado con el galardonado chef pastelero francoestadounidense Dominique Ansel, que ha ideado una combinación de pastel y cóctel, un “CakeTail”, en su honor. La propuesta de Ansel, disponible únicamente en su pastelería de Nueva York, consiste en unos mini pasteles estilo sándwich elaborados a base de esponjosas capas de almendra remojada en whishy, piña fresca y ganache de azúcar moreno.

Al igual que el Dr. Bill, el aclamado pastelero, conocido como “el Willy Wonka de Nueva York”, siente pasión por explorar nuevos sabores (un ejemplo es su mundialmente famoso Cronut®, un híbrido de rosquilla y croissant). Al imaginar cómo podría unir el pastel y el whisky, creó un toque único en un pastel de piña inspirado en Glenmorangie A Tale of Cake. Maridado con un cóctel Old Fashioned de piña del experto mixólogo Jeremy Le Blanche, el dulce CakeTail resulta absolutamente delicioso. 

Dominique y Jeremy también han creado maridajes CakeTail para homenajear tres de los whiskies más queridos de Glenmorangie: The Original, The Lasanta y The Quinta Ruban con recetas sencillas para prepararlos en casa.

El Dr. Bill ha señalado: “como nos pasa a muchos de nosotros, algunos de mis mejores recuerdos provienen del pastel, ya sea ayudar a mi abuela en la cocina o el pastel de cumpleaños de piña con el que mi hija me sorprendió un año. Al terminar el whisky en las barricas de vino Tokaji, he capturado la alegría de esos momentos indulgentes con pasteles en Glenmorangie A Tale of Cake. El líquido es un rico cobre, pero el sabor es tecnicolor puro, delicioso, dulce y complejo con ráfagas de múltiples capas de miel, chocolate blanco y frutas con un toque de menta. Como era de esperar, tiene un sabor increíble cuando se disfruta con un pastel real, por lo que es fantástico ver a Dominique darle vida en sus CakeTails “.

NOTAS DE CATA 

Embotellado al 46%

COLOR: cobre profundo

AROMA: complejo, rico y de múltiples capas, con un estallido de maracuyá, melocotón, pera, mango. Surgen más notas saladas como hornear pan, roble suave y una curiosa mineralidad. Esto es seguido por notas clásicas de Glenmorangie como panal, vainilla y almendras, con un toque de chocolate con leche. Con agua surgen notas más sabrosas, como albaricoque, flor de saúco, corrientes de floración, polen de miel y jarabe de durazno.

SABOR: la sensación en boca es sorprendentemente deliciosa y ácida al mismo tiempo, lo que lleva a una explosión de sabores dulces parecidos a pasteles: miel, chocolate blanco, albaricoque, almendra, vainilla y pera. Esto se equilibra con un toque de naranja picante y mentol, ambos sabores clásicos de Glenmorangie.

FINAL: el retrogusto persistente de nuevo recuerda a una deliciosa combinación de panal de abeja, almendras de chocolate y nueces pecanas.

SOBRE GLENMORANGIE

Los elaboradores del whisky de las Highlands Glenmorangie emplean una imaginación infinita  y cinco ingredientes clave (madera, agua, cebada, levadura y tiempo) para crear deliciosos whiskies de malta. Conocidos como los Destiladores de Tain, han ido perfeccionando su oficio durante más de 175 años. En los alambiques más altos de Escocia, cuyo cuello es tan alto como una jirafa, producen un espirituoso delicado y afrutado. Dirigido por el Director de Creación de Whisky, el Dr. Bill Lumsden, este equipo fuera de serie tiene la misión de traer nuevos sabores y posibilidades al mundo del single malt.

Acerca del Dr. Bill Lumsden:

La frase favorita del Dr. Bill Lumsden es “¿Y sí?”. Y a lo largo de sus 25 años con Glenmorangie, el director creativo de la destilería se ha desafiado a sí mismo y a su equipo a tomar todo lo que capture su imaginación y convertirlo en whisky, ya sea la magia de un momento de pastel (Glenmorangie A Tale of Cake), una taza de café (Glenmorangie Signet), un largo y agradable día en Madeira (Glenmorangie Bacalta), un hermoso campo de cebada cerca de la Destilería (Glenmorangie Allta) y mucho más. Con un doctorado en bioquímica y décadas de experiencia, el Dr. Bill tiene todas las habilidades necesarias para hacer realidad estas ideas. Ya se ha ganado la admiración de sus compañeros muchas veces. Por ejemplo, es una nueva entrada en el Salón de la Fama de los Iconos del Whisky. Ha ganado el premio del Concurso Internacional de Whisky al Maestro Destilador del Año más veces que nadie. Y ha sido nombrado dos veces Master Blender / Distiller of the Year por el International Spirits Challenge.

Sobre la creación de Glenmorangie A Tale of Cake:

Los vinos Tokaji son vinos de postre muy apreciados de la región húngara de Tokaj, creados con uvas de podredumbre noble. El hongo de la podredumbre noble (Botrytis cinerea) crece en condiciones de humedad, lo que hace que las uvas se arruguen y concentren sus azúcares para crear sabores únicos. Hace muchos años, el Dr. Bill Lumsden, que está fascinado por el vino, se sintió intrigado por el estatus de culto de los vinos Tokaji, con sus notas dulces y distintivamente melosas. Buscando algunos barriles, comenzó a experimentar y descubrió los sabores extraordinariamente suaves que podían aportar a Glenmorangie. Inspirado por esos primeros experimentos, volvió a visitar los barriles Royal Tokaji para Glenmorangie A Tale of Cake. Comenzó con el espíritu afrutado y fragante destilado en los altísimos alambiques de cobre de Glenmorangie, los más altos de Escocia. Con cuellos de la misma altura que una jirafa, se llevan el whisky de Glenmorangie a una excursión más larga, para obtener un licor más delicado con más espacio para el sabor y el aroma. Primero añejó esta bebida espirituosa en barricas de bourbon, para obtener la complejidad cítrica característica de Glenmorangie. Luego transfirió el whisky a las barricas de Tokaji para crear el maravilloso equilibrio de sabores dulces y afrutados de esta edición limitada.

Acerca de Dominique Ansel:

Aclamado como el “Willy Wonka de Nueva York”, Dominque Ansel es un pastelero innovador, que siempre deleita a los fanáticos de los pasteles con sus innovaciones. Como chef y propietario de pastelerías con su mismo nombre en Nueva York, Los Ángeles y Hong Kong, Dominique ha sido responsable de crear algunos de los pasteles más festejados del mundo, incluido el híbrido croissant-donut conocido como Cronut® (nombrado uno de TIME Revista “25 mejores inventos de 2013”) y muchos más. Ganador de un premio James Beard (la Fundación James Beard honra la cultura gastronómica de Estados Unidos), fue nombrado Mejor pastelero del mundo en 2017 por los premios World’s 50 Best Restaurants. La revista Food & Wine lo ha llamado un “Van Gogh culinario”, mientras que el New York Post lo apodó “Willy Wonka”. También fue nombrado entre las personas menores de 40 años más innovadoras de Business Insider, uno de los 40 menores de 40 de la revista Crain’s New York Business, y recibió el prestigioso l’Ordre du Mérite Agricole, el segundo honor más alto de Francia.

Acerca de Jeremy Le Blanche:

Con una ingeniosa carrera en mixología a sus espaldas, Jeremy Le Blanche proviene de uno de los mejores bares del mundo en el Reino Unido, el German Gymnasium, y ahora lleva sus bebidas de clase mundial al Thyme Bar de Nueva York. A Jeremy le apasiona crear cócteles que atraigan todos los sentidos y hacer de cada bebida una obra maestra.

Acerca de CakeTails:

CakeTails son combinaciones de cócteles y pasteles inspirados en el single malt de Glenmorangie creados para que los disfruten los amantes del whisky. En colaboración con Jeremy, Dominique ha ideado cuatro CakeTails, celebrando Glenmorangie A Tale of Cake y tres más de las excepcionales maltas de Glenmorangie: Glenmorangie Original, Glenmorangie Lasanta y Glenmorangie Quinta Ruban. 

RECETA COCTEL INSPIRADA EN GLENMORANGIE A CAKE OF TAIL

Ingredientes:

  • 50 ml de Glenmorangie A Tale of Cake
  • 7,5 ml de agua de coco
  • 7,5 ml de sirope de piña
  • 1 pizca de amargo de Peychaud
  • 1 pizca de pimienta negra

Método: Mezclar todos los ingredientes con hielo y colar en un vaso bajo sobre cubitos de hielo. Adornar con un toque de ralladura de naranja y una nuez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://bs.serving-sys.com/serving/adServer.bs?cn=display&c=19&mc=imp&pli=29863585&PluID=0&ord=%5btimestamp%5d&rtu=-1