El nuevo hotel Amàre Beach Hotel Ibiza seduce con un especial diseño interior creado por la firma Verum Hotel Development

  • El equipo de diseño de Verum Hotel Development se ha propuesto hacer olvidar al visitante que se halla en un hotel de grandes dimensiones, para lo que ha querido crear diferentes atmósferas en los espacios comunes del hotel.
  • El lobby está lleno de espacios divertidos y singulares que invitan a tomar asiento y relajarse o hacerse un selfie

La firma especialista en diseño de establecimientos hoteleros Área Interior Procurement, del grupo Verum Hotel Development, con el interiorista Jordi Cuenca al frente, se ha encargado del interiorismo del nuevo hotel Amàre Beach Hotel Ibiza. El establecimiento, que ha abierto sus puertas coincidiendo con la temporada veraniega, pertenece a la cadena hotelera andaluza Fuerte Group Hotels, que abre así un segundo hotel de su marca dirigida al público adulto, Amàre.

El proyecto de interiorismo del hotel quiere reflejar el estilo de la marca Amàre, añadiendo la naturalidad del ambiente ibicenco. El hotel se caracteriza por tener espacios diversos, visualmente seductores, relajantes, divertidos; rincones especiales, creados con la intención de que la estancia del huésped sea confortable y atractiva, a la vez que sumamente instagrameable.

El equipo de Verum Hotel Development se ha propuesto que los huéspedes gocen de un hotel de grandes dimensiones, en un entorno impactante y confortable. Para ello, ha tenido en cuenta personalizar los espacios mediante la creación de micro atmósferas, con el objetivo de conseguir diversas formas de estar, socializar y disfrutar. La convivencia de los huéspedes será relajante y placentera, a la vez que social y divertida, como lo es la isla de Ibiza.

Los diferentes espacios de Amare

El Lobby bar está lleno de espacios muy bien definidos que invitan a tomar asiento. Los materiales blancos utilizados contrastan con la aportación del hierro negro, material característico en los proyectos de Área Interior Procurment. Las alfombras redondas de ratán en el suelo marcan atmósferas diferenciadas, sin necesidad de cerrar espacios. El pequeño bosque de madera, en el acceso, frente al mar, delimita un espacio onírico entre pufs cuyo aspecto nos recuerda a las piedras de las playas. Estratégicamente situada junto a la barra de bar, la zona de estar circular, creada con asientos colgantes entre vegetación, ofrece un lugar divertido para tomar unas copas con los amigos.

El lobby atrae de esta manera a los amantes de compartir sus fotos de viajes en Instagram. Mientras paseamos por su interior podemos disfrutar de Amàre Art, la colección itinerante de piezas de artistaque integra el arte en el hotel y ofrece a huéspedes y locales un espacio expositivo único.

Uno de los grandes protagonistas es un singular sofá-hipopótamo blanco, con tapicería capitoné gris, situado entre troncos y tras la chimenea de vapor, que crea el espacio más íntimo y relajado del estar, la zona de biblioteca.

Atmósferas para convivir relajadamente

El huésped puede disfrutar de la zona Wellness, con gimnasio, peluquería y zona de masajes, o facilitarse un upgrade para acomodarse en la zona VIP, con su exclusiva terraza frente al mar.

Amare Pool es el espacio exterior de planta baja que, con sus dos piscinas, hamacas, bar y ambiente musical ofrece el descanso mediterráneo, mientras se disfruta del sol y la brisa de Ibiza. Por la tarde se puede escuchar música de DJ que amenizará la puesta de sol.

El restaurante Marenostrum es el buffet-mercado que ofrece desayunos y cenas, siendo un espacio polivalente para realizar actuaciones en el interior.

Especial mención merece la terraza Bellvue, situada sobre uno de los edificios del hotel, cuya piscina Infinity ofrece las más maravillosas vistas sobre la Bahía de San Antonio y el horizonte. En ella, por la noche se pueden degustar los platos del restaurante Hayaca, de cocina latina. Su zona de estar y su terraza están diseñadas para poder disfrutar de las más bellas puestas de sol ibicencas.

Habitaciones con vistas al mar

Las diferentes tipologías de habitaciones complacerán a cada huésped en sus exigencias para su estancia en Ibiza. En ellas se ha querido aprovechar al máximo la luz natural del mediterráneo.

De tal modo, la ducha es un cubo de cristal transparente, que ofrece la experiencia de ducharse viendo maravillosas vistas al mar. El blanco y los tonos claros dominan pavimentos y revestimientos, el cabecero de la cama es una talla de madera pintada en blanco. Un sillón-columpio en forma de huevo cuelga estratégicamente del techo junto a la ventana, de tal modo que ofrece la posibilidad de balancearse disfrutando de vistas panorámicas a la Bahía de San Antonio.

Verum Hotel Development ya se encargó del primer hotel de la marca Amàre en Marbella. “Tras el exitoso resultado obtenido en el Amàre Beach Hotel Marbella, nos orgullece revalidar la confianza de una cadena hotelera tan sólida como es Fuerte Group Hotels con este apasionante proyecto hotelero en Ibiza” afirma Jordi Cuenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *