Bodegas Marqués del Atrio lanza una edición limitada de la añada 2016

Bodegas Marqués del Atrio lanza al mercado el Marqués del Atrio Edición Limitada 2016, un vino criado y guardado en bodega desde la cosecha 2016, del que se embotellaron menos de 30.000 botellas y del que se presume ha alcanzado un carácter único hasta ahora en los vinos de esta bodega.

Desde que la cuarta generación de la familia Rivero impulsara el proyecto de Bodegas Marqués del Atrio, su objetivo ha sido siempre elaborar un vino de excelente calidad que, además, tuviera toda la personalidad que aporta una de las mejores zonas de Rioja, con la experiencia familiar de más de 100 años en el mundo del vino.

Buscando siempre la mejora constante de la calidad de los vinos de Marqués del Atrio, durante este tiempo, se han realizado importantes mejoras en los viñedos y la bodega, pero en los últimos años además se ha dedicado un interés muy especial a estudiar distintas parcelas, a la elaboración y crianza por separado de cada subparcela y al estudio de los suelos, determinando donde se encuentran las uvas de mayor calidad y seleccionando aquellas que alcanzan la calidad requerida para esta gama.

Dentro de este contexto, el Marqués del Atrio Edición Limitada 2016 corresponde a una de las mejores añadas de la última década por unas excelentes condiciones climatológicas, una magnífica sanidad con ausencia de enfermedades, así como el acierto de esperar a vendimiar al momento más óptimo, donde se obtuvo el equilibrio perfecto en la maduración.

Tras la fermentación en depósitos de acero inoxidable a 24-28ºC, se fueron catando y seleccionando aquellos vinos que mejor expresaban los matices propios de estos suelos. Los vinos seleccionados pasaron a barrica en febrero de 2017, iniciando su crianza por separado, (23 barricas de graciano y 87 de tempranillo) exclusivamente en madera de roble francés, durante 12 meses.

Un reposo necesario antes de realizarse el ensamblaje de este vino, que termina de completar su maduración en botella. Conservadas en botellero han permanecido 29.730 botellas, que siguen, cautivas, en unas condiciones controladas.

En opinión de Rodrigo Espinosa, enólogo de Bodegas Marqués del Atrio, se trata de un vino que “sobresale por su impresionante evolución, manteniendo el tradicional carácter especiado y balsámico, logrando además potenciar la intensidad aromática de frutas rojas y una frescura y elegancia muy relevantes” con la seña de identidad que llevan los vinos de esta bodega.

Cabe resaltar que este vino posee una puntuación de 91 puntos en la cata de Guía Peñín, siendo su recomendación a descubrirlo lo que empujó a la bodega a hacerlo, dado que había alcanzado ya su momento óptimo de consumo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *