Así es el nuevo hotel Bluesock Lisboa

El nuevo establecimiento de la marca más joven del Grupo Carrís abre sus puertas para mostrar todos sus encantos

El destino ideal y un sueño único. Visitar Lisboa es siempre sinónimo de tradición y carácter, de estrechas y empinadas callejuelas llenas de fascinación. Para completar el mejor de los viajes no puede faltar el descanso idóneo. El complemento perfecto de la capital lusa es, sin duda, Bluesock Hostels Lisboa, un moderno establecimiento del Grupo Carrís, pensado para millennials, ubicado en la arteria principal de la ciudad y con maravillosas vistas al Tajo. El alojamiento cuenta con 330 plazas y 58 habitaciones, además de zonas comunes para compartir experiencias únicas en la escapada perfecta.

Una de las ciudades más vibrantes y carismáticas de Europa; un lugar que mezcla sin esfuerzo su herencia y tradición con un modernismo impactante y pensamiento progresivo. Así es Lisboa. La capital portuguesa ofrece una historia rica y variada, una animadísima vida nocturna y un clima fantástico durante todo el año. El lugar perfecto para aventurarse en el pasado sin dejar el presente. Muy cerca de la arteria principal de la ciudad, se puede disfrutar ya del nuevo Bluesock Hostel Lisboa, una opción ideal de alojamiento que hace de una escapada un momento exclusivo. Una suerte para cualquier viajero que quiera completar su viaje con el descanso más auténtico. Se trata de un moderno edificio con 330 plazas y 58 habitaciones con maravillosas vistas al Tajo. Sus estancias se distribuyen en 9 suites –una de ellas con terraza propia-, 6 habitaciones privadas con dos camas individuales cada una, 3 con cama de matrimonio y otras 40 compartidas, femeninas o mixtas. Este establecimiento, pensado para viajeros millennials, no es un hostel al uso, ya que la filosofía del Grupo Carrís se basa en hacer de la estancia una experiencia única y diferente, más allá de un mero lugar de descanso. Para ello, el visitante siempre dispone de espacios comunes en los que compartir sus vivencias. En concreto, a este establecimientode Lisboa le corona, en la séptima planta, el Rooftop Bar, una terraza chillout en la que tomar una copa tranquila, disfrutar del ambiente y dejarse sorprender por las maravillosas vistas al Tajo y su decoración única.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *