Abadía Retuerta presenta la nueva añada de su Blanco LeDomaine 2019

Un vino blanco de guarda que destaca por la frescura de sus variedades frutales y matices herbáceos. Un vino con una excelente maduración que lo hace sorprendente y de calidad suprema

Abadía Retuerta presenta la nueva añada de su Blanco LeDomaine 2019, una de las novedades más esperadas por los incondicionales de la prestigiosa bodega vallisoletana. Un vino blanco de guarda que salió al mercado en 2012 coincidiendo con la inauguración del Hotel LeDomaine, del que precisamente toma su nombre. Y que, fruto de una maravillosa casualidad, sin tratarse de una estrategia deliberada, nació este primer blanco de la bodega ribereña. “Lo que a priori fue un error, al mezclarse injertos de merlot con unos de sauvignon blanc, resultó ser todo un éxito gracias a la inquietud de Ángel Anocíbar que decidió experimentar con unos pocos kilos y hacer el primer blanco de esta zona del Duero. LeDomaine es una muestra del ADN de Abadía Retuerta donde la curiosidad, la investigación, el espíritu innovador y un profundo respeto por nuestro terruño histórico están dándonos la mejor cosecha tras cosecha” explica Enrique Valero, director General de Abadía Retuerta. Fue precisamente esta anecdótica situación y posterior maestría de su enólogo Ángel Anocíbar lo que dio lugar a este blanco, con un toque de verdejo, y que es un claro reflejo de la filosofía de vinos de pago de Abadía Retuerta.

LeDomaine 2019 es un vino lleno de emociones, gustoso y cargado de armonía. Resultado de viñas sauvignon blanc (70%) y de verdejo (30%) deriva un vino muy completo, limpio y brillante. Que destaca por la frescura de sus variedades, de entrada, aromas de fruta fresca como la manzana granny-smith y el pomelo, con delicados toques florales y herbáceos de hinojo, anís estrellado, flor de acacia y azahar, que dan paso a notas de fruta blanca madura e intensa como la pera y el melón, y de fruta de hueso como la nectarina.

Sorprende su untuosidad en boca y aún más su carga aromática. Además de su elegancia, su frescura y su largo final que denotan un equilibrio perfecto. Un blanco de guarda que alcanzará su máxima expresión en botella durante los próximos años.

Para Mickey García, sumiller de Abadía Retuerta LeDomaine, es un vino que “expresa una gran versatilidad, un vino gastronómico que marida a la perfección con una amplia variedad de platos”. Un blanco de guarda que se puede degustar en la oferta gastronómica que Abadía Retuerta LeDomaine pone a disposición de sus clientes en su restaurante con Estrella Michelin, Refectorio, capitaneado por el Chef Marc Segarra y también en su restaurante Vinoteca. Un vino que, según García, “es el protagonista que armoniza y acompaña las distintas elaboraciones”. Y del que destaca “la magnífica evolución que tiene con el paso del tiempo y que lo convierte en un vino muy untuoso y fermentativo, en el que se aprecia un matiz de repostería, pero sin perder la frescura que lo caracteriza”. Sin duda, un vino gastronómico con el que ensalzar los momentos alrededor de la mesa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

https://bs.serving-sys.com/serving/adServer.bs?cn=display&c=19&mc=imp&pli=29863585&PluID=0&ord=%5btimestamp%5d&rtu=-1