La manera más fácil de limpiar y mantener los suelos de madera

Una limpieza regular y el cuidado del suelo de madera es la mejor forma de realzar la belleza natural de este tipo de pavimentos.

Tanto por su calidez como por su aspecto noble y elegante, el pavimento de madera es uno de los más valorados en los proyectos de interiorismo. Mediante un mantenimiento sencillo lograremos tener un suelo para toda la vida.  Hoy en día su cierta vulnerabilidad a golpes, arañazos o humedad ha quedado totalmente superada gracias a la existencia de productos innovadores en el mercado que permiten  repararlos de manera muy fácil sin perder su belleza natural.

Cómo llevar a cabo la limpieza de los suelos de madera:

  1. Proteger los suelos de madera es fácil. Con una limpieza habitual extraeremos el polvo y la suciedad antes de que el acabado se raye, desgaste y pierda su brillo.
  2. Hay que evitar siempre el exceso de agua en la limpieza del suelo de madera. En caso de derrame –como por ejemplo comida o bebida- se debe limpiar inmediatamente el suelo para evitar daños o manchas permanentes.
  3. Es conveniente barrer el suelo de madera o pasar la aspiradora frecuentemente. Es aconsejable utilizar un pad atrapapolvo diseñado para eliminar el polvo y las pelusas. Seguidamente se debe limpiar el suelo con el Limpiador PH neutro para suelo de madera, suave y especialmente formulado para conseguir el mejor resultado. Actualmente existen en el mercado mopas pulverizadoras que resultan de gran comodidad al rellenarse con un cartucho limpiador. La marca Bona dispone de una que se llama Bona Spray Mop.
  4. No se deben utilizar limpiadores “multiuso” en los suelos de madera, ya que suelen dejar un residuo mate y se termina usando mucha agua, lo que daña los suelos de madera.

Mantenimiento suelos de madera

  1. Si los suelos de madera han perdido brillo o tienen pequeños arañazos se puede usar un restaurador o renovador para reavivarlos. Estos añaden lustre a los suelos de madera apagados y actúan como capa protectora contra el desgaste y el deterioro.
  2. Si el suelo de madera se ha colocado en una zona donde hay grandes probabilidades de que se derrame agua, como una cocina o un baño, es conveniente aplicar un restaurador para añadir una capa de protección a los suelos de madera nuevos. El restaurador puede aplicarse cuando sea necesario, pero lo habitual es una o dos veces al año. Hay que asegurarse siempre de que el suelo de madera está limpio antes de volver a aplicar el producto.

 El mejor cuidado para suelos de madera: asesoramiento personalizado y productos innovadores

La madera es un material noble y enormemente agradecido, por lo que siguiendo estos sencillos consejos y cuidados y con la ayuda de los avanzados productos para el tratamiento de suelos de madera de Bona, podremos presumir de suelo de madera generación tras generación.

Además, Bona cuenta con Profesionales Certificados por todo el mundo, encargados  de transformar los suelos de madera en auténticas obras de arte. Un profesional certificado Bona cuenta con todos los productos y la maquinaria necesaria para tratar, mantener o restaurar suelos de madera en cualquier tipo de espacio y está capacitado para aconsejar y proporcionar las mejores soluciones adecuadas a cada caso.

Para conocer la extensa gama de producto que Bona tiene para el mantenimiento y limpieza de un suelo de madera entre en http://www.micasabona.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *