Artiem vuelve a ser designado por su propio equipo, la llamada FreshPeople, Great Place to Work con su revolucionaria FRESHPEOPLE MAKE THE DIFFERENCE y gana dos posiciones en el ranking. La empresa, ha sido galardonada, por 6º año consecutivo como uno de los 50 Best Workplaces en España y es que lleva muchos años manifestando y promoviendo con pasión, que el activo fundamental de cualquier empresa son las personas, en un esfuerzo constante por ofrecer: la felicidad como actitudArtiem se emplea a fondo cada día en esta nueva revolución para que cada uno de los miembros del equipo trabaje en lo que le apasione y lo transmita. “Debemos ser abiertos, optimistas, empáticos, genuinos, exigentes, detallistas, inspiradores etc. para lograr la felicidad de nuestros viajeros”, comenta Gabriela Aliaga, directora de personas y bienestar.

Quizás este sea el secreto de que sus hoteles siempre obtengan los principales reconocimientos empresariales – Best Place to Work, Travellers Choice – y de la espectacular expansión que están viviendo con un nuevo concepto en Gijón y la consolidación en muy poco tiempo de Artiem Madrid como referencia.

Aliaga recogió el premio orgullosa de las personas que componen y forman Artiem: la FreshPeople: “Nosotros tenemos que ser referente, líder, inspirador, generador no ya sólo de bienestar, sino de Felicidad”.

Pero ¿cómo lograrlo?; ¿quién provoca estos cambios?, ¿quién es el responsable? Sin duda, las personas.

FreshPeople make you different
Uno de los valores esenciales de esta empresa de origen familiar, es la felicidad de las personas, haciendo hincapié en el hecho que para conseguir su objetivo, necesitan tener un equipo de personas amables e íntegras, que transmitan alegría y que ofrezcan un estilo de vida saludable a sus huéspedes. El concepto FreshPeople, personas felices que promueven la cultura del bienestar y la comparten, unido a otros conceptos similares y a un deseo muy activo de transformación y de mejora ha dado lugar al nuevo Brand Book publicado recientemente.

Una filosofía que entronca directamente con las tendencias empresariales más avanzadas donde el fundamento de la empresa ya no es sólo la rentabilidad, sino que el objetivo es conseguir beneficios para todos los stakeholders que intervienen en la cadena: inversor, cliente, trabajador, proveedor, partner, sociedad, medio ambiente y, en definitiva, el planeta en general.