La innovación y la calidad, maridaje irrenunciable para alcanzar el éxito

Cuando un comensal se sienta a disfrutar de una comida, los platos suelen ir acompañados de un maridaje que le ayude a intensificar esa experiencia culinaria. Es una unión íntima entre la bebida y los alimentos, una armonía de sabores que se dan cita en el paladar para intensificar los sabores y conseguir una culminación gastronómica.

De igual modo, la innovación y la calidad son el maridaje perfecto para el éxito profesional. Ambos conceptos deben ir de la mano y materializarse en todo aquello que se hace, en mi caso, la gastronomía. Trabajo con las mejores materias primas que puedo encontrar en el mercado para seguir transportando esa felicidad que tanto me gusta transmitir en cada creación culinaria. Y esta no sería posible sin la innovación que se realiza en la cocina. No me canso de probar, de investigar, de conocer más y más para poder ofrecer lo mejor.

Para conseguir esa elevada calidad me rodeo de equipos de mi plena confianza, como si fueran una extensión de mí mismo. Sin ellos no sería nada. Les enseño todo lo que sé, lo que he aprendido en más de 40 años de profesión, y, de una idea, surge un plato creativo que debe ser perfecto. De ahí que trabajemos día a día por mejorar, por ser constantes en ofrecer la mayor calidad tanto de la receta en sí como en la forma en que esta se presenta.

Innovación y calidad van de la mano y las grandes empresas se forjan con el trabajo dirigido en este sentido, como llevan haciendo durante más de cuatro décadas mis amigos de Resuinsa: alta calidad en los textiles que fabrican y situarse a la vanguardia tecnológica con los textiles inteligentes y las investigaciones que llevan a cabo en el sector del hospitality.

Gracias a estas premisas y a la perseverancia, he podido desarrollar multitud de proyectos de los que estoy plenamente orgulloso, ya sea aquí en España como al otro lado del Atlántico. Y en todo ellos he intentado toca la fibra más sensible de los comensales, con platos únicos y valientes, en los que la gente ha sabido reconocer, y saborear, una experiencia gastronómica como nunca antes había vivido.

Con todo este esfuerzo y el trabajo de un gran equipo estoy orgulloso de poder tener 10 estrellas Michelin y de que un restaurante como el Restaurante Martin Berasategui de Lasarte-Oria haya cumplido 25 años. ¿El secreto? Ponerle pasión y humildad, dos constantes que aderezo con esa calidad e innovación que incluyo en todos los platos que servimos para sorprender hasta el comensal más exigente.

Martín Berasategui, embajador de Resuinsa en el mundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *